¿Hay algo más lindo para hacer en estos feriados que pasarse un buen rato tomando unos ricos mates? Solos o acompañados, en plan social o realizando algún quehacer, el mate es una costumbre para millones de personas. Será por eso que tiene su propia silla, la “silla matera”, que hoy te presentamos.

Por lo general, es una silla retacona, ancha y petisa. Tradicionalmente elaborada artesanalmente, su estilo es rústico pero muy cálido al mismo tiempo. Mezcla del encuentro entre los nativos originarios de las zonas yerbateras de América del Sur y los españoles, se caracteriza por ser de madera (huiñaj o palo cruz, algarrobo, entre otras), con asientos de textiles en telar o tientos de cuero.

Hoy esta tradición sigue vigente y con un impulso revitalizado. Pero también se resignifica y se actualiza incorporando otros materiales y tendencias, como los colores intensos o muy saturados. Las veo en balcones, galerías, jardines y casas de campo, con la pava de un lado y el mate del otro.

Escrito por Laura Nadersohn de Decocasa

Fuente imágenes: Arte y Esperanza, Regalos y Listas, Elementos Argentinos.