Muchas veces creemos que porque nuestra cocina es pequeña no podremos comer en ella.  Sin embargo esto no siempre es cierto pues con algo de ingenio e imaginación se pueden armar rincones donde disfrutar de desayunos, almuerzos o cenas.

Un pequeño espacio en esta pared amarilla, una mesita y dos sillas  resultan suficientes para dar vida a este comedor diario.  Algunos detalles que dan cuenta de un perfecto uso de esta pequeña cocina aparecen en la misma pared en la cual se han colocado estantes, adornos como así también un viejo cajón de frutas que brinda más espacio de guardado.  Es interesante observar el cajón que se encuentra en la mesa, otra forma de aportar aún más espacio de guardado.

Aunque si vives con la familia y no tienes espacio en la cocina para el comedor diario ¿qué te parece esta alternativa?  Una mesa ubicada en un rincón junto con dos bancos y dos banquetas pueden ser la solución.  Para ganar espacio se optó por colocar la mesa contra la pared de manera que permita un mejor paso lateral.

Imágenes vía: Apartment Therapy

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

¿Quieres ser parte de una Comunidad Online de Decoración? Registrate en la Nueva Red Social DECOCASA ONLINE y podrás compartir fotos, artículos, música, enlaces, crear grupos y mucho más.