Un buen playroom, es ese lugar donde los niños desatan al máximo su imaginación y sus ganas de jugar. Ese feliz espacio donde todo está permitido , al menos el desorden, el ruido y el disfrute total.  Acá te damos algunas ideas que puedes aplicar y que mejorarán ese centro de pura diversión!

Paredes usadas como pizarras! Sin duda una invitación a la creatividad absoluta, un recurso práctico y sencillo de implementar.

Un pequeño teatro, improvisado con  unas cortinas, alguna tarima de fácil montaje y un par de butacas enfrente asegurara horas de entretenimiento por los pequeños artistas de la familia. Música, títeres, obras varias, todo está permitido.

Compartimientos hechos con madera, dan a cada niño un espacio propio, como una especie de “oficina” en la cual pueden tener sus cosas a gusto.

Una mesa baja usada para montar un tren eléctrico o alguna pista de autos, donde podremos armar una mini ciudad entorno a estos. O divertirnos armando nuestra propia maqueta con cajas en desuso y  hacer pequeñas poblaciones para que habiten los juguetes preferidos. Todo un desafió para pequeños con ganas e imaginación.

Esperamos que estos tips agreguen a tu cuarto de juegos más motivos para que  tus hijos se entretengan por horas sanamente y por qué no, lo puedas compartir con ellos.

Escrito por Ernestina Claverie para Decocasa

Fuentes: Arqmasdeco,  Desig Dazzle

Participá del sorteo de Decocasa por 3 premios de decoración. Fecha Sorteo: 31 de Agosto. Completá tus datos ingresando aquí: Sorteo Decocasa