Creo que la mecedora es el mueble que todos amaríamos tener, aunque mucha gente aún no lo sabe. Decorativo y funcional, su suave bamboleo me lleva directamente a las tardes de mi infancia, escuchando cuentos, sentada en el regazo de mi abuela. Mucha gente las descubre cuando nacen los niños, ya que es ideal para colocarlas en el dormitorio infantil y acunar a los pequeños. Para mí, también es una silla espectacular para jardines o galerías, incluso para rincones de descanso y lectura. Descubrir las mecedoras es acceder a un nuevo mundo, etéreo y relajado.

Desde las clásicas de madera pasando por los diseños ultravanguardistas, la mecedora es un mueble que trasciende los siglos.

A la hora de elegir una, además de tener en cuenta el estilo del ambiente (moderno, retro, sobrio, rústico), también debemos tener en cuenta la función. Si vamos a usarla para pasar ratos largos leyendo, viendo TV o con niños, mejor que tenga un mecanismo bien estable y que su respaldo y asiento sean rellenos y cómodos.

¡En este sentido, también hay “sillones-mecedora”!

En cambio, si las vamos a colocar en exteriores como balcones y jardines, convienen los diseños simples de materiales resistentes, como la caña o el bambú, que además combinan perfectamente con cualquier espacio verde. ¡Miren qué lindo queda!

Por si quieren ver más variedad para inspirarse, aquí les dejo un “combo” de distintas propuestas. Tradicionales o innovadoras, el resultado no cambia: ¡la mecedora es un mueble mágico!

Escrito por Laura Nadersohn de Decocasa

Fuente imágenes: Guía Muebles, BOG Te Diseña, Bamboo Costa Rica, Ikeando

¿Necesitas ideas para renovar los ambientes de tu casa? Solicita una Consulta de Asesoramiento a Domicilio por el Staff de Decoradoras de Decocasa completando el formulario online