El living es un espacio al que debemos prestarle atención.  Aquí no sólo descansamos y pasamos el rato sino que también recibimos familia, amigos y seres queridos.  Es por todo esto que debemos decorarlo con mucho amor!

Si te agrada el estilo escandinavo, este living puede resultar.  Se trata de un espacio dominado por las líneas puras y simples que se conjugan con tonos neutros.  Pequeños elementos y algunos detalles de color otorgan personalidad a este espacio.

Si te atreves a las mezclas, podrás inspirarte en este living.  Aquí conviven perfectamente elementos rústicos (como la mesa reciclada y la alfombra de fibras naturales), junto con un camastro vintage reacondicionado como sofá y detalles de diseño como la silla.

Aunque si eres un poco más clásica puede que te inclines por un living como este.  Se trata de un ambiente donde los antiguos muebles han sido reciclados o retapizados y los detalles de color marcan su importante impronta.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Mrs Boho