En general cuando pensamos en estilos modernos la cabeza se nos va hacia opciones minimalistas donde los tonos neutros y los pocos detalles de color son los que mandan.  Si bien esta es una posibilidad, no es la única y estas cocinas son una excelente muestra de ello.

El rojo y el azul son tonos que se encuentran en polos opuestos en el círculo cromático.  Pero, como todos sabemos, los opuestos se atraen.  Es justamente por esto que la idea de colocar unas alacenas bicolores en una cocina donde el resto de los tonos son neutros es una opción que funciona sin inconvenientes.

Otra alternativa es la de mezclar un tono neutro con otro color más vibrante.  En este caso se trata de una cocina moderna dominada por el blanco en la que los detalles violetas otorgan presencia y cierto toque femenino.

Por último, una cocina tan moderna como futurista.  La mezcla del turquesa y el plata genera una gran sensación de futuro.  Por su parte las líneas puras y la escasez de elementos ayudan a lograr un espacio moderno de aires minimalistas.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: I decoración