El dormitorio es el espacio de mayor intimidad del hogar.  Es por esto que lograr una decoración con la que nos sintamos a gusto es muy importante.  Para ayudarlas en este sentido, les dejamos una serie de propuestas bien diferentes.

Comencemos por una alternativa donde la sencillez es la que manda.  En este cuarto sobresalen las líneas rectas, los tonos neutros y la escacez de ornamentos, una propuesta perfecta espacios pequeños.

El estilo rústico también puede ser perfecto para los dormitorios.  En este caso se trata de un cuarto muy luminoso donde la madera es el elemento rector.  Gracias a la gran cantidad de luz de la que goza el espacio se han podido utilizar muebles pesados y maderas oscuras.

 Una alternativa para las que gustan del estilo árabe: un cuarto simple pero de indudable atmósfera otomana!

 Para terminar una opción llena de color.  Aquí el los detalles retro y la mezcla de tonos contrastantes y fuertes crean una atmósfera vibrante que no pierde el equilibrio.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Mrs Boho