Si los espacios de guardado ya te están empezando a quedar chicos y no sabes dónde seguir guardando cosas, tenemos una buena noticia: ¡hay lugares donde menos te lo imaginás! Así, uno de ellos, que no solemos mirar, es el espacio de pared que queda sobre las puertas. Sí, amig@s, ese lugarcito generalmente sin uso que queda entre el marco de la puerta y el techo de la habitación puede convertirse, con un estante o dos, en un espacio de guardado espectacular.

Ideal para lugares como el baño, puede ser un auxiliar donde colocar toallas, rollos de papel y otros elementos. Es un espacio discreto que puede pasar desapercibido. Pero también puede convertirse en un lugar muy chic si utilizamos unas lindas ménsulas y colocamos en el estante objetos coloridos y decorativos.

Aquí el estante se colocó sobre la puerta de ingreso a la casa. De entrada no se ve y las cajas al ser blancas se integran con la pared,  manteniendo este espacio en un plano discreto y liviano visualmente. En dormitorios y cocinas vale también, y ganaremos un valioso lugar, por ejemplo,  para colocar aquello que usamos poco y no necesitamos tener siempre a mano.

Escrito por Laura Nadersohn de Decocasa

Fuente imágenes: Home Depot vía Apartment Therapy, Furnish vía X4Duros

¿Necesitas ideas para renovar los ambientes de tu casa? Solicita una Consulta de Asesoramiento a Domicilio por el Staff de Decoradoras de Decocasa completando el formulario online