Si se han “ligado” un aparador viejo y no saben bien qué hacer con él, reciclarlo es una manera de darle un cambio de look y al mismo tiempo obtener un espacio de guardado extra. Seguramente al principio piensen que es imposible, pero les mostraremos que no es así. Miren qué buena idea han tenido quienes reciclaron este mueble que, en un primer vistazo, podría ir más para una cocina que para cualquier otro ambiente.

Conservando completamente la estructura original, sus dueños pintaron el mueble de blanco, dándole actualidad y un aire luminoso y de amplitud. Además, es un color ideal para poner adornos de cualquier color.

Pero eso no es todo… Como detalle original utilizaron pintura de pizarrón negra en los cajones interiores y en los paneles externos superiores del mueble, que les sirve, por ejemplo, para escribir los contenidos de cada lugar, dejar recados, colocar frases lindas o simplemente o jugar a dejarse mensajitos…  De esta forma, un mueble con poca gracia pasó a tener un encanto especial que lo hace apto para un living y hasta para el dormitorio. ¿No les parece?

Escrito por Laura Nadersohn de Decocasa

Fuente imágenes: Design Sponge vía Decoesfera

¿Necesitas ideas para renovar los ambientes de tu casa? Solicita una Consulta de Asesoramiento a Domicilio por el Staff de Decoradoras de Decocasa completando el formulario online