Las escaleras pueden ser mucho más que la unión entre dos pisos. Hoy, son un elemento de decoración más, capaz de renovar el espacio y hasta redefinir su estilo. Una escalera bien elegida se integra cómodamente a la composición del ambiente. La variedad que se puede encontrar hoy es inmensa, pero aquí te mostramos algunas de las más innovadoras y cómo dan forma los lugares que habitan.

 

En el aire, pero no… Esta escalera flotante tiene escalones hechos de acero y soldados a una gruesa viga en el interior de la pared. Es un diseño de Jordi Vayreda.

 

Este diseño es una doble escalera de caracol y forma parte del proyecto Didden Village ubicado en Rotterdam, Holanda.

 

¿Te falta espacio? Aprovechá la escalera, como hacen en este diseño de Levitar Architects, de Londres en el que las contrahuellas y paredes de la escalera se vuelven estantes para libros.

 

Las contrahuellas de cada escalón pueden ser un elemento decorativo a través del empapelado, los azulejos cerámicos o las telas. Una forma muy sencilla de reconvertir una escalera estándar y volverla única.

 

Escrito por Laura Nadersohn de Decocasa

Fuente imágenes: Planeta Gadget, Livingetc, Home-designing