Si te gustan los adornos y te encantan los animales, podés unir tus pasiones en un mismo objeto: animales de madera. Un adorno que puede ir de lo retro a lo moderno, que evoca dulzura e infancia, que invita a disfrutar y, por qué no, a jugar. Y valen tanto para una repisa, un escritorio y, por supuesto, el dormitorio de los chicos.

Estas son esculturas de animales muy finas, en las que cada trozo de madera ha sido pensado y escogido para cada animal en particular.

 

Este es un gatito de madera pintado a mano, obra de la artista Ana Paula Luberti.

 

Hoy todo el reino animal está representado. ¡Hasta los dinosaurios!

 

 

También están los que vienen en encastre, una propuesta que, además de decorar, es un juego perfecto para los más chiquitos.

 

Escrito por Laura Nadersohn de Decocasa

Fuente imágenes: SorryZorrito, Ana Paula Luberti, Perinola