El color block o blocking es una tendencia que pisa fuerte.  Esta forma decorativa nos propone utilizar detalles de color bien llamativos en ambientes donde reina la neutralidad cromática.

Una manera sencilla de incorporar esta tendencia es pintando cierta porción de las paredes de un ambiente en un tono estridente pero que no sature.

 Si te atreves a utilizar más color, ¿qué te parece pintar las puertas de un mueble en diferentes tonalidades?

 Por último el color blocking incorporado a través de una gama cromática y del uso de figuras geométricas, una apuesta súper moderna.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Digs Digs