Ante la llegada de un nuevo integrante a la familia, muchas veces la disposición de la casa sufre modificaciones.  Esto es justamente lo que sucede cuando llega un  hermanito y se cuenta con un sólo cuarto.  Sin embargo resolver esta situación no es tan complicado como parece, sino observen esta habitación para niños de aires escandinavos.

Para poder acoger al recién llegado se dispuso una cuna en forma de L al lado de la cama del hermano mayor.  De esta manera se pudo ganar espacio en el centro de la habitación para ser utilizado como zona de juego.  En líneas generales, la decoración de este dormitorio se caracteriza por ser muy sencilla y en tonos neutros, los pocos detalles de color están dados por los objetos.  Destaca la lámpara de techo, no por sus tonalidades sino por su forma y tamaño.

En uno de los costados se ha montado un espacio de guardado que además aporta color.  Este sector cuenta con percheros y estantes.  Asimismo dispone de una mecedora, un elemento esencial para brindar confort al adulto que cuidará de los pequeños.

Imágenes vía: Tránsito inicial

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

¿Quieres ser parte de una Comunidad Online de Decoración? Registrate en la Nueva Red Social DECOCASA ONLINE y podrás compartir fotos, artículos, música, enlaces, crear grupos y mucho más.