A la hora de separar ambientes, una buena alternativa es hacerlo a través del uso de alfombras.  Con ayuda de estos textiles que visten los pisos podrás demarcar límites de diferentes maneras.

Una forma de sectorizar un monoambiente es colocando sobre la alfombra los muebles que forman parte un sector en particular como por ejemplo los sillones del living.

Siguiendo con los ambientes amplios, puedes crear un espacio flotante -ideal para pequeños-  utilizando una alfombra y unos cuantos cojines.

Aunque si se trata de espacios pequeños, contar con alfombras que  resulten ser más grandes que los bordes de los muebles que se encuentran sobre ellas, ayuda a generar sensación de mayor superficie.

Imágenes vía: Decora hoy

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

¿Quieres ser parte de una Comunidad Online de Decoración? Registrate en la Nueva Red Social DECOCASA ONLINE y podrás compartir fotos, artículos, música, enlaces, crear grupos y mucho más.