De entre todos los colores, uno de los que resultan más vibrantes, energizantes y revitalizantes es sin duda alguna el naranja.  Este tono asociado con el sol, la energía, la luz y el fuego puede resultar muy estimulante aunque también puede ser apacible y hasta calmo si se lo escoge en una gama bien suave.  Si bien es cierto que en algunas ocasiones el exceso de naranja puede dar lugar a ambientes algo saturados, si sabes seleccionar la gama correcta o te inclinas por colocarlo en ciertas zonas o en los objetos de una habitación puedes crear un espacio bien armónico.

Tal como dijimos el naranja se asocia con la energía, otra sensación a la que se lo vincula es la diversión por lo cual es una apuesta segura cuando se trata de habitaciones infantiles o juveniles.  Sin embargo para utilizar el naranja no es necesario tener una determinada edad, después de todo ¿quién no quiere sentir vitalidad y alegría?

Este tono también puede resultar una buena opción para la cocina gracias a su luminosidad y su asociación al fuego.  Aunque si quieres hacer uso del naranja en salas, dormitorios o zonas asociadas al descanso quizá puedas elegir un naranja claro o pintar sólo una pared o algunos detalles en un naranja algo más vibrante.

Imágenes vía : Decora hoy y Nuestros hijos

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

¿Quieres ser parte de una Comunidad Online de Decoración? Registrate en la Nueva Red Social DECOCASA ONLINE y podrás compartir fotos, artículos, música, enlaces, crear grupos y mucho más.