Si te gusta tanto el turquesa como a nosotros, no puedes dejar de leer este artículo porque hoy te acercamos algunos consejos para que lo incorpores armónicamente en la decoración.  Este tono se asocia directamente con el agua por lo cual suele ser utilizado en ambientes relacionados a ella como por ejemplo piscinas o baños, a pesar de esto puedes usar este color en cualquier tipo de habitación.

A la hora de decorar con turquesa debes saber que es un color bien fuerte por lo cual puede llegar a saturar algunos espacios.  Para evitar esto, una buena idea es colocarlo en objetos y no en paredes, pisos o techos al mismo momento.    Otra alternativa es que aparezca sólo en algunos muros y no en todos o sólo en el techo, etc.

Aunque si lo deseas puedes optar por pintar toda una habitación de este tono.  Si lo haces no debes perder de vista que no es aconsejable colocar un turquesa muy intenso en un cuarto pequeño, porque generará sensación de menor espacio.  Asimismo tampoco es recomendable que lo coloques en espacios sin luz. A pesar de esto, este tono puede quedar muy bien en cuartos auxiliares, espacios bien luminosos  o dormitorio infantiles.

Imágenes vía: Decorablog

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

¿Quieres ser parte de una Comunidad Online de Decoración? Registrate en la Nueva Red Social DECOCASA ONLINE y podrás compartir fotos, artículos, música, enlaces, crear grupos y mucho más.