Cómo modificar un dormitorio cambiando el color de las paredes.

En estas fotos del ANTES y DESPUES se puede observar los efectos de un color. En la misma habitación modifiqué el color y aproveché las dimensiones a favor de la funcionalidad del espacio. El resultado: un dormitorio visualmente más grande. A pesar de la desigualdad de las medidas opté por utilizar la línea recta de la cama como motor del ambiente logrando así minimizar el efecto irregular de las paredes. Para centrar la atención en la cama unifiqué con el mismo color toda la superficie y evité todo tipo de distracción visual como los cuadros. A pedido del cliente, cerramos el ambiente con una cuota romántica que se traduce en el tul/mosquitero que cuelga desde el techo.

En síntesis: Cómo el uso del color, según lo que uno quiera conseguir, es tanto más útil que una reforma de base.

Te invito a que dejes comentarios sobre esta nota aqui abajo.

Escrito por Verónica Gattás

verodecocasa@yahoo.com.ar