Decorar una casa íntegramente en blanco puede sonar aburrido, pero no lo es. Potencia la luminosidad de los ambientes y es óptimo para espacios de cualquier dimensión,  e incluso otorga sensación de amplitud en los espacios más pequeños. Combina con cualquier detalle de color y va muy bien con todos los estilos, especialmente los más modernos, como lo minimalistas. Ahora bien, utilizarlo como recurso en una casa suburbana o de fin de semana es algo que no se me hubiera ocurrido, dada la idea de que viva ensuciándose. Pero sí se les ocurrió a los propietarios de esta casa en Andalucía, España, que tiene increíbles vistas del Mediterráneo, el Peñón de Gibraltar y la Serranía de Ronda. ¡Y el resultado, créanme, es una belleza!

Como pueden ver, el blanco baña la fachada exterior, las paredes y techos interiores. Además de la construcción, la mayor parte de los muebles y la deco son de este color, creando un ambiente muy luminoso y extremadamente neutro, sólo interrumpido por toques de color en consonancia con el paisaje, a cuya vista se le otorgó total prioridad.

El proyecto completo estuvo a cargo del estudio londinense Mc Lean Quinlan.

Escrito por Laura Nadersohn de Decocasa

Fuente imágenes: Blog y Decoración

¿Necesitas ideas para renovar los ambientes de tu casa? Solicita una Consulta de Asesoramiento a Domicilio por el Staff de Decoradoras de Decocasa completando el formulario online