Si hay algo que caracteriza el estilo moderno es la simpleza, el despojo y la pureza de las líneas.  Estas tres premisas funcionan en cualquier espacio del hogar, incluido el baño.

Cuando se trata de estilo moderno, una buena combinación es la de la madera y el blanco.  Este luminoso baño ha sido construido a partir de artefactos de líneas simples de color blanco.  Los detalles como los tirantes del techo, la mesada o los marcos de los cuadros son de madera o de color marrón.  la grifería bien moderna y la lámpara negra completan el lugar.

Otra alternativa aún más blanca, parte de paredes y techos con venecitas, amplios espejos y detalles en plata.  Las líneas rectas y los pocos ornamentos, hacen de este baño un perfecto exponente del estilo moderno.  El color está aportado por el verde de la planta y el detalle del tronco de madera que actúa como escalón.  Las luces puntuales y el espejo ayudan a conseguir la sensación de mayor amplitud.

De riguroso blanco, aunque de líneas más redondeadas, este baño también se configura como un exponente del estilo moderno.  Las líneas curvas de la  bacha y la bañera suavizan la rectitud del banco, la repisa o el espejo.  La alfombra colabora a la hora de evitar accidentes a la vez que se comporta como un elemento decorativo.

Imágenes vía: Apartment Therapy

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

¿Quieres ser parte de una Comunidad Online de Decoración? Registrate en la Nueva Red Social DECOCASA ONLINE y podrás compartir fotos, artículos, música, enlaces, crear grupos y mucho más.