Los azulejos de cerámica no vitrificada son una opción decorativa interesante para revestir paredes completas o segmentos en los que queramos aplicar algún revestimiento con estilo sin caer en los cerámicos típicos, caracterizados por ser, justamente, vítreos. ¿Cuál es la diferencia? La cerámica vítrea se asemeja al vidrio en cuanto a su porosidad nula, su brillo, su translucidez. En cambio, la cerámica no vitrificada es más porosa, mate y admite mayor juego entre colores y texturas. Como muestra, vean esta “colección” presentada por Villeroy & Boch, una compañía alemana de origen francés.

Aquí se puede ver un revestimiento de azulejos magníficamente trabajados en negro y dorado para crear un ambiente moderno y glamoroso. Y lo logran con algo tan pequeño como una franja en la pared.

Una pared completa, con azulejos de color y grabados en micro-relieve. Valen tanto para habitaciones clásicas como ultra modernas ¿Se nota cómo la textura y la terminación difieren de los cerámicos convencionales?

Otras opciones que ofrecen combinaciones de cerámicos para pared y pisos. Relieves, texturas, juegos de colores y formas, todo el universo de la cerámica se pone a los pies de los creadores de estilo para jugar con los materiales, colores y terminaciones. Para casas modernas, clásicas, exóticas o glamorosas.

Escrito por Laura Nadersohn de Decocasa

Fuente imágenes: Is Arquitectura

¿Necesitas ideas para renovar los ambientes de tu casa? Solicita una Consulta de Asesoramiento a Domicilio por el Staff de Decoradoras de Decocasa completando el formulario online.