Las sillas antiguas siempre me resultan atractivas. Tienen los aires de las abuelas, reminiscencias a un glamour del pasado, a buenos momentos vividos en ellas durante la infancia… ¿Qué hacer si heredamos alguna silla así? Sobre todo, si no está en óptimas condiciones… La verdad es que sin contamos con algo de presupuesto, bien vale la pena aprovechar el estilo y la calidad sin igual de la madera de antaño. ¿Cómo? ¡Con algunas ideas lindas e interesantes como estas!

Estas sillas tienen un muy buen diseño, y un tapizado en cuero verde que pedía a gritos el retiro. Puliendo la madera se rejuveneció la estructura y las sillas se retapizaron por completo. Para el asiento eligieron una tela roja lisa, y para el respaldo optaron por una tela de estampado geométrico en rojo y blanco. El resultado me parece exquisito, moderno y de buen gusto.

Lo mejor del reciclado es que admite armar conjuntos de objetos sin que necesariamente estos sean idénticos entre sí, permitiendo combinaciones originales, únicas y muy personales. Estas sillas, por ejemplo, se insertaron en un juego de comedor formado por sillas de madera con otras formas pero haciendo juego con los colores y los tapizados. Con la base del color rojo, las texturas y estampas alternan y juegan de silla en silla, creando una sólida noción de conjunto para un juego de comedor exclusivo.

Escrito por Laura Nadersohn de Decocasa

Fuente imágenes: Viejos Son los Trapos

¿Necesitas ideas para renovar los ambientes de tu casa? Solicita una Consulta de Asesoramiento a Domicilio por el Staff de Decoradoras de Decocasa completando el formulario online