A estas alturas nadie puede tener miedo al color y menos al amarillo que tanta luminosidad nos trae!  Basadas en esa idea hoy les acercamos algunas propuestas en las que el amarillo aparece como elemento disruptor, como color fuerte capaz de romper con la monotonía del lugar.  Qué las disfruten!

Una buena forma de dar un toque de color y de ayudar a la iluminación de un ambiente es con ayuda de un muro amarillo bien luminoso.

Otra manera de dar color a un ambiente marcado por la neutralidad cromática es a través de unos pocos pero fuertes elementos amarillos.

¿Te animas a una mesa de baño amarilla como esta?

Si quieres apostar a lo seguro, un tono pálido de amarillo en combinación con blanco y gris  jamás te defraudará.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Home personal shopper