A veces es necesario utilizar nuestra imaginación para poder incorporar una zona de trabajo a nuestro hogar.  Para ayudarlas a conseguir la inspiración necesaria les presentamos dos zonas de trabajo que aprovechan el espacio como pocas!

Si tienes un living amplio puedes aprovechar un rincón para montar tu zona de trabajo.  Escoge muebles a tono y trata de ubicarla en un área que goce de buen caudal de luz natural.

Otra alternativa a tener en cuenta es el pasillo.  Si dispones de un pasillo más o menos ancho, coloca sobre una de las paredes una tabla bien larga y sobre ella dispone estantes.  Aprovecha la superficie que queda entre la tabla y los estantes con broches, pinzas, baldas y todo lo que se te ocurra!

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Decoratrix