Nada más hermoso que decorar el dormitorio de una pequeña niña, sobretodo si ese dormitorio toma de inspiración a esta dulce, ingeniosa y delicada propuesta.

Esta habitación ha sabido aprovechar perfectamente los rincones de manera tal de dejar suficiente espacio libre para jugar.  Para lograrlo se ha dispuesto en uno de los costados tanto la zona de guardado como la de descanso.

La zona de guardado se ha resuelto de manera magnífica a través de muebles con contenedores plásticos removibles, económicos y seguros.

Para aprovechar el espacio aéreo se ha colocado una repisa en forma de casa perfecta para decorar y guardar juguetes!

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Chic and deco