Si bien todas soñamos con tener un tocador donde poder arreglarnos y ponernos bellas,  no todas tenemos el mismo estilo.  Es justamente por esto que les presentamos 3 propuestas bien diferentes.

Empecemos por una propuesta bien elegante y sofisticada, un tocador de aires vintage completamente espejado.

Si no tienes un tocador no debes hacerte mucho problema ya que puedes improvisar uno con ayuda de un escritorio, un espejo y algunos pequeños elementos que ayuden a ordenar tus pertenencias.

Por último un tocador mucho más pop.  Tonos rosados intensos en empapelados geométricos, muchas tablas que funcionan como estantes, un espejo de camarín y una cortina para esconder todo el desorden en caso de ser necesario!

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Decorar interiores