La primera impresión es la que cuenta según dicen.  Y nuestras casas no son la excepción a esta regla. Los recibidores son acaso, la primera mirada de nuestro mundo hogareño. La que hace que los que ingresan se sientan cálidamente invitados a  entrar. Un espacio a veces menospreciado pero que tiene mucho valor en cuanto a la estética y también a la funcionalidad.

Alegre, joven y relajado, un recibidor sencillo donde se mezclan distintos elementos como al azar. La presencia de una planta es un buen tip a la hora de generar calidez.

Muebles que son útiles a la hora de pensar en un recibidor, aquellos que puedan contener las cosas que debemos tener a mano a la hora de salir. Ni hablar de los percheros que  son  principales protagonistas.

Colores claros, si el pasaje es angosto y un diván de dos cuerpos que invita a sentarse a los recién llegados.

Simpleza minimalista. Colores blanco y negro y el uso del típico espejo para que podamos echarnos un vistazo antes de salir a la calle.

Colores cálidos, para un recibidor más elegante y clásico.  Las paredes llenas de cuadros son el detalle principal.

Un pequeño espacio bien aprovechado puede ser más que util como recibidor. La composición de elementos y el agregado de flores dan un toque romántico a esta decoración.

Pon tu toque personal en tu recibidor, y haz que tu casa le de a los que llegan la mejor de las bienvenidas!

Escrito por Ernestina Claverie para Decocasa

Fuentes: Estilo y Deco, Decoratrix, El Mueble, Delikatessen, Decoractual, Grupo Redecorarte

Participa del Sorteo de Decocasa por 3 premios de decoración. Fecha Sorteo: 31 de agosto 2011. Completa tus datos ingresando aquí: Sorteo Decocasa