Los placards de nuestro hogar… nunca son suficientes ¿verdad? Es una problemática común de los departamentos pequeños, pero también muchas viviendas de grandes dimensiones presentan este déficit para nada menor. La solución no está en deshacerte de todas tus cosas, sino en aceptar el desafío de organizar un placard utilizando y aprovechando cada centímetro disponible. ¿Cómo? Con ideas como estas.

Maravilloso ejemplo de “reciclaje” de un placard bien pequeño. En el original, el barral a la mitad impedía poder aprovechar el espacio debajo, mientras que los estantes altos dificultaban la organización y su aprovechamiento. El cambio invierte el orden y los estantes van desde la media altura hacia abajo, dejando la parte superior para colgar especialmente aquellas prendas que pasan largos períodos sin uso, como los tapados, camperas y trajes. Con un colgador bolsillero grande, la puerta del placard se convierte en otro espacio de guardado.

Dormitorios pequeños y sin armarios admiten que se improvise uno a partir de estantes y barrales que emulan el “interior” de un placard. Pueden quedar a la vista, integrándose al mobiliario de la habitación, o ser tapados por ejemplo con géneros ornamentales, si preferimos que la ropa o los estantes no queden expuestos.

Escrito por Laura Nadersohn de Decocasa

Fuente imágenes: Apartment Therapy

Participa del Nuevo! Sorteo de Decocasa x 3 premios de decoración. Fecha Sorteo: 31 de agosto 2011. Completa tus datos ingresando aqui: Sorteo Decocasa