El blanco es un tono que puede servir de telón de fondo de un living sin problemas.  Este color nos permite jugar con mil opciones diferentes a la hora de decorar como las que nos muestran estas propuestas!

Si te gusta mantener el blanco lo más inalterado posible una buena opción es recurrir sólo a los objetos.  Estos detalles en clave vibrante y contrastante son capaces de subir el tono de cualquier living!

Además de los objetos puedes recurrir a los muebles para darle un toque de color a un living.  Un sofá de color puede hacer maravillas cuando de otorgar color se trata!

Otra opción es decantarse por la utilización de un solo color además del blanco.  En este caso se trata del rosado en su gama más intensa se conjuga con el blanco para dar lugar a un living tan femenino como vanguardista.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Decoralia