El hueco bajo la escalera suele ser un espacio muerto.  Sin embargo esto no tiene porqué ser así.  De hecho existen muchas maneras de aprovechar este hueco pero hoy nos centraremos en una sola: crear un espacio para los más pequeños!

Una escalera abierta puede dejar el especio perfecto para armar un mini playroom.  En este caso lo que más nos agrada es el hecho de que se aprovechó absolutamente hasta el último rincón con una repisa que llega hasta el techo!

Otra buena forma de sacar partido de  este espacio es creando un lugar que invite a la lectura.  Qué niño no se quedaría horas escuchando cuentos en este hueco bajo la escalera?

Por último una idea más estructural: armar una casa de juguetes en este espacio muchas veces desperdiciado!

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Guía para decorar