El blanco es un excelente color para cualquier estancia del hogar y el dormitorio infantil no es la excepción.  Es justamente por esto que hoy te alcanzamos algunas propuestas en esta dirección.

Empecemos por una habitación unisex.  En este caso el blanco reina en toda la estancia.  Los pocos y simples elementos decorativos no sólo otorgan una atmósfera limpia y clara en clave nórdica sino que convierten al espacio en una apuesta segura para cualqueir pequeño!

Un dormitorio blanco puede ser perfecto para un varón.  Todo lo que necesita es sumar detalles masculinos como este covertor celeste o los elementos que decoran siguiendo un tema  masculino como el de los medios de transporte.

Por último una opción para las niñas.  En este caso el blanco domina.  Sin embargo el aire femenino se hace bien presente gracias al uso de muebles vintage en clave shabby chic, un detalle ultra femenino!

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Decoideas