Las bañeras con patas han vuelto y pisan más fuerte que nunca.  Estos artefactos de baño no sólo tienen una gran presencia sino que además son perfectos a la hora de crear atmósferas bien femeninas.

Un baño blanco con detalles de encaje se merece una bañera que esté a la altura de tanta femenidad.  Para lograrlo, nada mejor que una bañera con patas, un detalle vintage que aporta aún más delicadeza al baño.

Y si hablamos de estilo femenino, una bañera vintage con patas de color rosa es una opción que no podemos dejar de considerar!

Otra alternativa es el estilo rústico con inclinación femenina.  En este baño se ha logrado a partir de paredes de cemento verdes, muebles de madera y un  piso de ladrillos una atmósfera decididamente rústica.  Para otorgar el detalle femenino, una bañera con patas es una opción bien presente!

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Locos por la decoración