Falta poco para las Pascuas, una fecha especial para estar con la familia, los amigos, nuestros afectos más cercanos. Y como se trata de una fiesta dulce y colorida ¿por qué no preparar algo especial para que nuestra casa esté a tono con la ocasión? Presentamos algunas ideas tanto para el día a día como para agasajar a los invitados que nos acompañen.

En la foto superior, vemos cómo es posible lograr una ambientación pascual con muchas cosas que seguramente tengamos en casa, como algo de vajilla blanca y mantelería floreada. Las velas de colores verdes y rojizos son alusivas a esta festividad y le dan un toque especial a la mesa. La ambientación se puede redondear con la figura de un conejo, sea de cerámica, de madera o incluso de chocolate. Otras opciones para decorar la mesa son los centros con flores o huevos de colores.

La decoración puede extenderse a las plantas, como veremos más abajo. Colgar huevos de chocolate o pintados a mano de las ramitas de las plantas más fuertes es un detalle encantador.

Si te animás a probar cosas nuevas o sos fan de las manualidades, podés pintar tus propios huevos con óleos de colores. Podés usar cáscaras vacías, pero es mucho más fácil y limpio hervirlos hasta que estén duros y luego pintar.

Por último, unas Canastas de Pascuas hechas en casa son un regalo o souvenir especial para tus invitados. Lo ideal son las cestas de mimbre medianas a pequeñas. Adornalas con cintas y moños, y adentro colocá algún conejito de peluche con un huevito de chocolate. Antes de entregarlas, también podés colocarlas en la mesa como adorno para recibir a tus invitados.

Escrito por Laura Nadersohn de Decocasa

Fuente imágenes: Hogar Total, Mujer Activa vía DecoraIlumina, Espacio Hogar