Las paletas de colores inspirados en los tonos de la tierra, con marrones, tostados y rojizos, son una propuesta siempre vigente para lograr ambientes cálidos, confortables y al mismo tiempo elegantes y sofisticados. Si estás pensando en algunos cambios, podés inspirarte con esta galería de fotos.

En esta habitación predomina el color visón, muy de moda esta temporada. Ayuda a crear dormitorios sobrios y muy relajados.

Este comedor tiene como eje el color arena, y de allí la paleta se mueve en búsqueda de tonos claros y suaves para destacar la luminosidad. Así, se presentan el blanco, el tostado y el maíz en pinturas y tapices. Los tonos de contraste de dan en pequeños detalles como un florero o un cubo para libros, realzando todo el conjunto.

En esta habitación mandan las rayas, jugando con marrones oscuros y claros entre todos los componentes de la habitación. Para romper la monotonía, optaron por detalles de color en verdes claros, un complementario que además de combinar perfectamente, aporta luminosidad.

En este estar el tono tostado de la pared contrasta con el crudo del sofá, que le da una impronta de claridad que ilumina el conjunto. Los tonos marrones y arenas en degradé de los almohadones, las pinturas y las luces aportan un mix de colores que hace estea habitación un espacio vivo y tranquilo a la vez.

Escrito por Laura Nadersohn de Decocasa

Fuente imágenes: Gloria Calero.