Hoy les traemos tres ideas que les permitirán reciclar frascos  de conservas y encontrarles nuevas utilidades.  A ponerlas en práctica!

Una forma sencilla de decorar y saber qué hay en cada frasco.  Con sólo  una blonda cortada en uno o dos pedazos pegada sobre el frente del frasco habrás completado la tarea!

¿Y qué tal si desafiamos la ley de gravedad y hacemos que los frascos permanezcan flotando en el aire?  Todo lo necesario será un estante, un buen pegamento, unos frascos y buen pulso para pegar las tapas de los frascos de forma alineada!

Por último una opción más común pero no por eso menos hermosa: forrar las tapas con retazos.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Marcelina