Si todavía no has decidido la deco de San Valentín, te acercamos algunas propuestas de último momento para que tengas en cuenta.

Cartulina, cintas de colores y papeles con motivos impresos se convierten en una excelente forma de crear un romántico rincón en cualquier parte del hogar.

Otra alternativa:  almohadones en forma de corazón.  Todo lo que se debe hacer es atar una soga sobre la pared para colgar de ella los diferentes corazones.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Aires de Decoración