Parece que la onda retro brilla en el universo de la decoración en múltiples aspectos. Y uno de los clásicos que vuelve con fuerza es el Crochet, la técnica de tejido que utilizaban nuestras abuelas y sus abuelas para tejer manteles, tapetes, carpetitas para colocar bajo los adornos y jarrones y proteger así los muebles… Simpleza y sencillez, sumado al componente artesanal, hacen que el crochet retome cada vez más protagonismo. Además, los tejidos de punto siempre aportan calidez a los lugares.

Hoy, los tejidos a crochet no sólo se utilizan para crear alfombras. También podemos encontrarlos en distintos modelos de puff, como estos modelos altos.

Y otros más bajos, o como asiento de un pequeño banquito. Aptos para living, rincones o dormitorios, son piezas de gran funcionalidad y valor decorativo.

Valen tanto para ambientes rústicos como para estilos bien contemporáneos y modernos, brindando color, textura y también aires de modernidad dentro de la más arraigada tradición artesanal.

Escrito por Laura Nadersohn de Decocasa

Fuente Imágenes: PaperBlog, Rincón del Alma, Casa Chaucha

¿Necesitas ideas para renovar los ambientes de tu casa? Solicita una Consulta de Asesoramiento a Domicilio por el Staff de Decoradoras de Decocasa completando el formulario online