¿Aburrida de tu baño? No es necesario tirarlo abajo y hacerse uno nuevo, basta con darle una vuelta a los detalles, y en eso, la cortina es un pilar esencial. ¿Por qué? Porque es el punto obligado para el ojo, el primer objeto que nos llama la atención. Y en especial, porque puede darle un aire nuevo y cool a tu baño de manera muy fácil y sin gastar una fortuna.

Colores, figuras o materiales son los ejes sobre los cuales se puede encarar el cambio, sólo hay que animarse, salir de lo habitual y jugar con las composiciones o los contrastes. Hay modelos con rayas, sinfines de figuras geométricas, flores o patchs de dibujos. Las cortinas de tela pueden aportan calidez y elegancia, mientras que las plásticas (vinilos, peva) dan toques modernos, juveniles y prácticos.

Escrito por Laura Nadersohn de Decocasa

Fuente imágenes: Wrapables, DonTextil