Pocas cosas más luminosos y que generen una mayor sensación de espacio que una cocina blanca. Pero para agregarle un poco de sal a la vida,  qué mejor que darle un poco de color a la cocina, no?  De todos modos si eres amante del blanco no tienes porqué asustarte porque los detalles coloridos son bien pequeños!

Con un fondo totalmente blanco, en esta cocina sí que es fácil llamar la atención!  Paredes de azulejos blancas, muebles blancos y pisos blancos hacen posible que unos pequeños detalles en rojo fácilmente removibles puedan dar un toque especial a esta cocina de diseño bien urbano.

Aunque si te gustan más los ambientes campestres, esta cocina podría quedar de maravillas en una casa rural o porqué no de playa.  Pisos y techos de madera blanca dan vida a esta cocina donde los pequeños detalles están dados por  su pareja perfecta, el negro, que aparece tanto en textiles como en artefactos de iluminación o mesadas.

Imágenes vía:  Decoralia

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

¿Quieres ser parte de una Comunidad Online de Decoración? Registrate en la Nueva Red Social DECOCASA ONLINE y podrás compartir fotos, artículos, música, enlaces, crear grupos y mucho más.