Si no se cuenta con mucho espacio para armar el office de la cocina, una buena alternativa es echar mano a los bancos.  Con ayuda de ellos es posible dar vida a un espacio informal donde disfrutar comidas ligeras, desayunos o meriendas.

Este pequeñísimo office se ha montado en una esquina.  A través de esta idea fue posible dotar de mesa y asientos a una cocina reducida.  El hecho de haber colocado el office en la esquina ayuda a ganar un espacio más donde sentarse.  Además el hecho de que no se trate de una zona cerrada habilita la colocación de sillas para invitar más gente alrededor de la mesa.

En este caso también se ha aprovechado una esquina sólo que se colocaron dos bancos enfrentados separados por la mesa.

Por último un office con banco de diseño semicircular, otra excelente forma de agregar espacio para comer en una cocina de poca superficie.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Decoralia