Para recibir el otoño, nada mejor que vestir nuestra mesa.  Una forma sencilla de hacerlo es con unos centros de mesa como los que les presentamos hoy.

Esta primera opción es bastante sencilla.  Todo lo que se necesitó para su realización ha sido una estructura de vidrio, una vela y un poco de alpiste.  Para completar la idea se han colocado tonos ocres a través del uso de frutas secas.

Esta alternativa habla por sí misma.  Una bandeja llena de velones con hojas secas en su composición, pocas propuestas más alusivas, no lo creen?

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Diseño y decoración