Los radiadores son una opción cada vez más tenida en cuenta a la hora de calefaccionar la casa, y ya no tienen por qué ser aburridos o antiestéticos. El diseño llegó también a este rubro y los convirtió en objetos que también decoran, potenciando aquello para lo que fueron hechos: dar calidez al hogar.

Un pionero en estos desarrollos es la empresa italiana Irsap. Los diseños panorámicos y los elementos de líneas depuradas y ligeras son su vanguardia. El invierno puede llenarse colores y texturas modernas con propuestas tubulares, planos o paneles transparentes que se integran a distintos ambientes como una parte más del mobiliario o los revestimientos.

 

Más ligados a formas provenientes de la pintura y la escultura son los radiadores de Aestus, una casa especializada del Reino Unido. Aquí van algunos ejemplos en aluminio, capaces de incorporarse a los espacios como una obra de arte.

 

Definitivamente, un hallazgo.

Escrito por Laura Nadersohn de Decocasa

Fuente imágenes: Irsap, Aestus