Hoy les quiero mostrar unas imágenes que dan fe de que se puede reciclar un baño sin tirarlo abajo ni invertir grandes cantidades de dinero. En este baño se hizo  un importante “refreshing” con pocos recursos y mucho ingenio. El resultado es un cambio radical no sólo en cuanto al estilo sino también en los “aires” del lugar, ya que de una cosa bastante anacrónica y anticuada pasó a tener un look super actual y moderno.

Antes de encarar los cambios, se limpió bien y se sanearon todas las juntas, eliminando el moho y las manchas que produce. Luego se quitaron todos los accesorios de baño y se colocó masilla para rellenar los agujeros. Con los pequeños arreglos de base terminados, lo que hicieron fue pintar los azulejos (con pintura especial para azulejos) en un color blanco,  lo que permitió ganar muchísima luz. También se pintó el mueble de baño y la ventana en un blanco hueso, y cambiaron los picaportes originales de las puertitas –de estilo rústico- por unos de acrílico tipo flor. Sobre el lavatorio reemplazaron el espejo, el estante y los accesorios por un espejo bien grande. En la bañera sumaron un barral toallero en la pared opuesta a la ducha.

El resto son accesorios de estilo, ya que cambiaron la cortina de baño y el barral e incorporaron como cajas, toallas y adornos que le dieron una identidad de corte bohemio hindú con un toque Glam otorgado por la araña con caireles de colores que es la principal iluminación del baño. El cambio es notorio y es un muy buen ejemplo de que se puede innovar con buen gusto aún cuando el presupuesto es escaso.

Escrito por Laura Nadersohn de Decocasa

Fuente imágenes: Ministry of Deco

¿Necesitas ideas para renovar los ambientes de tu casa? Solicita una Consulta de Asesoramiento a Domicilio por el Staff de Decoradoras de Decocasa completando el formulario online