Todas aquellas que no tienen un espacio para armar un recibidor nos agradecerán este post en el que les mostramos 3 opciones de recibidores integrados a espacios más grandes como por ejemplo  livings.

Este primer recibidor se ha montado en un living clásico.  Para armarlo se ha dispuesto una mesa larga sobre la cual se ha colocado un gran espejo.  La mesa se convierte en un excelente espacio donde dejar los elementos como las llaves, papeles o bolsos al llegar.  Con el objetivo de no desentonar con el resto del espacio se ha decidido por seguir el mismo código cromático.

Si tienen un living más rústico, pueden decidirse por un mueble recuperado sobre una pared.  No sólo que el mueble  no desentonará con el resto de la decoración sino que también aportará espacio de guardado y apoyo.  Para aumentar ese espacio se han colocado cestas de mimbre debajo del mueble.

Por último si se trata de un living  más minimalista o de estilo oriental, nada mejor que una tabla de madera para armar un recibidor capaz de seguir la filosofía de estos estilos.  La idea de colocar almohadones debajo de la tabla agranda la superficie para sentarse sin ocupar lugar alguno.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Deco con Sailo