A la hora de decorar nuestra casa, las rayas son una opción fresca y llena de color. Pueden estar presentes en las cortinas, mantas, alfombras, tapices de sillones o sillas, almohadones y hasta en las paredes o en los techos. Aplicadas con criterio, generan espacios alegres, sofisticados y placenteros. Te mostramos una galería de fotos de distintos ambientes decorados a rayas, para que sueñes un ratito y te sirvan de inspiración.

En la foto superior vemos un living de paredes pintada a rayas gruesas en blanco y gris muy suave, para rebajar su efecto. Combinado con muebles blancos y detalles en rojo, gris y negro, las rayas juegan sólo con las estampas de los almohadones, dando un resultado moderno, sutil y discreto.

En este dormitorio para nenas hicieron del lila el color principal, reuniéndolo con el blanco y el lavanda. Las rayas verticales de la pared se replican en el acolchado. La cajonera en degradé también tiene un efecto rayado, dándole movimiento a la habitación.

Las rayas también pueden ser un recurso encantador para un baño, como se ve en esta foto. Presentes sólo en la pared y en colores pastel, combinan con muebles de baño blancos y de madera, creando un entorno luminoso y muy delicado.

En este dormitorio de adultos las rayas juegan entre los revestimientos sobre fondos lisos. Se dan en la alfombra y se combinan con las fundas de los almohadones, todo en una base de blanco y azul bien intenso. Sobrio y moderno a la vez.

 

Escrito por Laura Nadersohn de Decocasa

Fuente imágenes: Elle España, Mujer Activa vía DecoraIlumina, De dormitorios infantiles, Desire to Inspire