La sobriedad y el color no tienen porqué ser enemigos íntimos.  De hecho, estas dos características pueden llevarse de maravillas y dar lugar a livings tan elegantes como alegres y armónicos.

El estilo clásico es sinónimo de sobriedad.  En este caso se lo ha combinado con un verde brillante y un celeste claro.  De esta manera se pudo obtener un living sofisticado pero descontracturado.

foto-living-verde

El estilo vintage también se lleva bien con la sobriedad.  En este living se lo ha unido a tonos neutros y destellos de fucsia.  El resultado: un espacio femenino en su medida justa.

foto-living-rosa

El dúo del verde y el turquesa es súper fresco.  En este caso se lo colocó en una sala en la que la atmósfera moderna y sobria manda.

foto-living-celeste

Volvemos a los aires sobrios de tiempos pasados de la mano de un living donde se respira una atmósfera típica de los 70s.  Para darle un poco de color al espacio se apeló al uso del naranja, un tono tan cálido como enérgico.

foto-living-naranja

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Hgtv