Si en casa tienes espacio para  un recibidor muy pequeño, a no desesperar que hoy te acercamos dos recibidores que se las arreglan muy bien a pesar del poco área con el que cuentan!

Para armar este primer recibidor sólo se necesitó de un pequeño espacio en el cual colocar un banco con cajón.  A través de este mueble fue posible otorgar un lugar para sentarse y para guardar diferentes elementos.  Pero esto no es todo ya que en la zona superior de este lugar fue posible colocar perchas para colgar la ropa al llegar.

Esta propuesta es perfecta para quienes cuentan con un espacio muy angosto.  En este caso se trata de un pasillo que ha sido aprovechado a través de estantes finos y de unos cajones de madera que invitan al orden.  Para colgar los abrigos se dispusieron  unos ganchos.  Además, y para terminar de completar este recibidor, se dispuso un paragüero para los días de lluvia.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Decoratrix