Las rayas son elementos decorativos en sí mismos.  Este patrón puede ser utilizado para decorar paredes y lograr efectos muy variados. Veámos algunos ejemplos.

Si se colocan en sentido horizontal, las rayas generan sensación de anchura.  Este truco es bueno para algunos espacios pequeños.  En este living se utilizó un patrón rayado para otorgar un detalle de color en un living blanco, ciertamente un toque que no pasa desapercibido.

foto-rayas-compose

Las rayas pueden ser el centro de atención de un dormitorio.  Una de las formas más sencillas de hacerlo es utilizándolas como elemento decorativo en la pared principal.

foto-rayas-cabecero

Este patrón no tiene porqué  resultar muy llamativo.  De hecho, puede convertirse en el telón de fondo sobre el que se destaquen algunos objetos.

foto-rayas-neutro

Escrito por andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Mil ideas