Si hay un lugar divertido de decorar ese es el playroom.  Este pequeño espacio no sólo nos permite jugar con diversidad de colores y estilos sino que además nos ayuda a volver por un rato a la infancia!

Empecemos por una opción unisex: un playroom que mezcla verdes y rojos.  La gran repisa que se encuentra a uno de los lados aporta un buen espacio de guardado.  Por su parte las mesas nido son perfectas para brindar lugar de apoyo sin ocupar superficie de más.

Una alternativa más femenina que mezcla la madera con los tonos pasteles.  Un detalle a tener en cuenta el piso de goma eva, un elemento económico que nos provee de confianza y seguraidad al momento de evitar golpes a los niños.

Por último un playroom que mezcla los verdes y azules dando lugar a una atmósfera masculina. Como en muchos otros playrooms, la madera es la reina del lugar gracias a la resistencia y durabilidad que caracteriza a este material.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Blog de decoración y Terra