El piso damero es un clásico que nunca pasa de moda y que puede quedar perfectamente en cualquier espacio o ambiente del hogar.  De todos esos espacios hoy hemos elegido uno en particular: la cocina.  Mejor dejémonos de hablar y empecemos a mirar algunas alternativas!

Una cocina blanca puede sacar excelente partido de un piso damero.  Este tipo de piso no sólo le otorga elegancia al lugar sino que también brinda un punto cromático complementario.

La opción contraria es igualmente válida, es decir una cocina negra con un damero en blanco y negro.  En este tipo de cocinas es importante contar con una buena fuente de luz para evitar que el ambiente luzca más pequeño.

Otra alternativa es apelar al efecto “shocking”.  En esta cocina ese efecto se logró a partir de la utilización de otro color que nunca pasa desapercibido: el rojo.  Dicho efecto  se ha acrecentado gracias al estilo rústico que reina en el ambiente.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía:  Una mosca en la luna