Decorar el pasillo siempre es una tarea difícil.  Esto se debe principalmente a que esta zona de tránsito que atravesamos continuamente suele ser estrecha y no tener demasiada funcionalidad.  Pero no te preocupes que hoy te traemos algunas ideas que te ayudarán a sacar el mejor provecho de este lugar.

Como dijimos los pasillos son áreas angostas que muchas veces no cuentan con entrada de luz natural lo cual puede generar una atmósfera de encierro y empequeñecimiento.  Para contrarrestar estos efectos, lo mejor es decantarse por el uso de un tono claro de pintura y varias luces.

Otra forma de acrecentar la ilusión de espacialidad de los pasillos es con ayuda de espejos.

Si quieres evitar que el pasillo se convierta en un espacio muerto lo más aconsejable es buscarle una función.  Si se encuentra alojado cerca de la puerta de entrada una buena idea es convertirlo en recibidor ya que para ello no necesitarás de muchos ni grandes muebles.

Escrito por Andrea Korniusza de Decocasa

Imágenes vía: Decoración Uy